miércoles, 15 de julio de 2009

Quinta pag






4. Costumbres y Creencias:

La Cultura de la provincia de Colón, surge con la llegada de los norteamericanos al país al iniciar la construcción del Canal de Panamá. Ellos trajeron consigo gran cantidad de negros antillanos para realizar el trabajo pesado en estas construcciones. Estos negros combinaron su cultura antillana, con la cultura existente en la provincia. En esta provincia surgen los Bailes Congos, en donde predomina la seducción y sensualidad entre el hombre y la mujer, pero esta última debe evitar que el caballero logre besarla. Sus vestidos son confeccionados con retazos de tela que dejaban sus antiguos amos (tradición realizada por sus antepasados). El baile es ante todo un modo de burla a los amos blancos, ya que los mismos solían insinuar pactos entre congos y el demonio.La calidez de sus pobladores y la belleza natural, tanto de las costas como de sus tierras, son dos razones de peso para visitar Colón.

Colón, a 80 kilómetros, al Atlántico de la capital panameña, es el principal puerto para el tránsito, y cuenta con una poderosa zona libre del mismo nombre y terminales portuarias de grandes empresas chinas y estadounidenses. Panamá busca ahora promocionar el turismo ecológico y de aventura en los bosques que rodean la vía interoceánica y en zonas aledañas ricas, incluso, en historia colonial. Colón es una ciudad portuaria, pintoresca famosa por sus bazares Orientales, hermosas playas e islas, monumentos históricos y su zona libre.

La tradición de los bailes y la interpretación de la cultura afro-americana se expresan con una riqueza visual impresionante en los bailes de los hoy llamados Diablos y Congos de Colón. La danza, una mezcla de movimientos, percusión y sonidos fuertes, colores, vestidos y máscaras, mitos, magia y cantos, son una reminiscencia de las antiguas raíces africanas que han sobrevivido a través de incontables generaciones, conservadas hasta nuestros días en una de las tradiciones más representativas de la provincia de Colón, donde se mantiene vivo el legado afro- panameño de nuestra identidad. Rostro tomando los retazos de una herencia perdida y casi olvidada, envuelta en lenguas extintas y sometidas al silencio. Observar el mágico espectáculo de un diablo o al congo bailando, es ver en realidad a un espíritu libre que expresa al moverse la plenitud de un ser que se vuelve uno con la esencia antigua de la madre tierra y sus elementos. Y de repente danzan con la energía de una ola implacable, enloquecidos como el bramido del mar, otras veces se mecen como flamas, consumiéndose hasta caer apagados por el cansancio al suelo.

La comida costeña al estilo colonense es una de las especialidades de los diversos restaurantes de la Ciudad de Colón. La autentica sazón afro-antillana es encontrada en diversos platos típicos del área caribeña cuya especialidad la constituyen los mariscos con leche de coco. Además, debido a la existencia de varias etnias en la Provincia de Colón, la variada gastronomía caracteriza la región, dando origen a una mezcla de exquisitos platillos de diversas partes del mundo. Si al estar realizando sus compras en la Zona Libre de Colón no cuenta con el tiempo para salir del área y deleitarse con un almuerzo en alguno de los restaurantes cercanos al área, usted podrá tomar unos minutos para degustar parte de la variedad gastronómica que es posible encontrar dentro del área comercial. Kioscos de comida árabe, china, costeña entre otras son el deleite de los visitantes.

















































No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada